Información telefónica
Información telefónica
Adminfacil.es es un sitio independiente que no facilita cita previa con ninguno de los organismos oficiales.

Cómo obtener el certificado de delitos de naturaleza sexual

Las últimas modificaciones realizadas durante 2015 en la Ley de Protección Jurídica del Menor (1/1996), han hecho que solicitar un certificado de delitos de naturaleza sexual sea un trámite cada vez más demandado.

El motivo es que, con el fin de proporcionar la máxima protección y seguridad a niños y adolescentes, a partir de esa fecha, cualquier profesional o voluntario que trabaje de manera habitual con menores debe aportarlo para desempeñar su función con todas las garantías.

Qué es el certificado de delitos de naturaleza sexual

Se trata de un trámite personal que cualquier empresa puede (y debe) exigir a sus empleados si estos trabajan con niños. Éste es el único certificado válido que capacita legalmente para realizar actividades con menores y su ámbito de validez se limita al territorio español.

Docentes, monitores deportivos o de tiempo libre, médicos y enfermeros de las unidades de pediatría, monitores de campamentos y prácticamente todo el personal que trabaje con menores, conforman el principal colectivo profesional (o de voluntarios) que requiere del certificado desempeñar su labor.

Hay que especificar que el certificado solo es exigible si se trata de trabajos con contacto habitual con niños. El concepto habitual es importante porque, para un trabajo que suponga atención al público general, niños incluidos, no resultaría necesario. Tampoco tiene relación directa con el certificado de antecedentes penales, siendo este totalmente diferente.

El certificado de delitos sexuales plasma los datos recogidos en el Registro Central de Delincuentes Sexuales. Condenas por agresión, abuso o acoso sexual, por exhibicionismo, por prostitución, explotación sexual, trata de seres humanos o corrupción de menores… todos estos delitos y sus condenas quedan inscritos en este registro concreto. Por supuesto, todo el que lo solicita espera recibir un certificado negativo, es decir, que no refleje delito alguno. Si fuese positivo, la posibilidad de trabajar con menores quedaría descartada.

Los certificados emitidos por el Registro de Delincuentes Sexuales recogen las condenas dictadas por los órganos judiciales

Quién lo expide y quien puede solicitarlo

El certificado lo expide el Registro Central de Delincuentes Sexuales, dependiente del Ministerio de Justicia y puede solicitarlo cualquier persona física que lo requiera de cara a optar a un puesto de trabajo para el que sea necesario cumplir con este requisito.

Si se trata de un menor de edad, por ejemplo, un chaval voluntario o con contrato que realiza su actividad en contacto con niños, deberá solicitarlo uno de sus progenitores o tutor legal en su representación.

Los ciudadanos extranjeros también pueden solicitarlo, aunque en este caso, para trabajar “habitualmente” con menores, necesitarán, además, un segundo certificado similar (de antecedentes penales) emitido por el órgano correspondiente de su país de nacionalidad.

Por último, en nombre de una determinada empresa, un representante puede presentar la solicitud de varios certificados agrupados, por la contratación simultánea de varios trabajadores. Para ello será necesaria la autorización previa de sus futuros empleados.

Debes saber que la Administración pública tiene acceso a los datos del registro de delitos sexuales, por lo que, en caso de trabajar con menores en algún organismo público no estarías obligado a aportar el certificado (ellos pueden obtenerlo directamente).

Cómo solicitar el certificado de delitos sexuales por Internet

Si para iniciar una actividad laboral o acceder a un puesto de trabajo distinto al que tenías y que ahora implica trato habitual con menores necesitas el certificado de delitos sexuales.  Tienes dos vías para obtenerlo:

Por Internet, desde la sede electrónica del Ministerio de Justicia. Sin duda es la manera más cómoda y rápida, pero para solicitar tu certificado y tenerlo de forma inmediata (imprimirlo), debes estar registrado en el sistema cl@ve, contar con DNI electrónico o con un certificado electrónico de la plataforma @firma. Si no dispones de estas opciones puedes, igualmente, solicitar el certificado on line, pero deberás acudir posteriormente a una oficina del registro Cl@ve para acreditar tu identidad.

También es posible descargar desde la sede electrónica del Ministerio de Justicia el formulario de solicitud del certificado. En él hay que incluir los datos personales: nombre y apellidos, fecha y lugar de nacimiento, etc y también los datos de contacto, incluida una dirección de correo electrónico.

Con este impreso, solicitas expresamente el envío por SMS de un Código Seguro de Verificación (CSV), imprescindible para realizar el trámite por internet, así que es importante indicar un número de teléfono móvil.

Cómo solicitar el certificado de delitos sexuales de forma presencial

De manera presencial. Aunque la ley establece que la solicitud y recepción de los certificados se hará preferentemente por medios electrónicos, también puedes obtener el certificado de delitos sexuales acudiendo a alguno de los siguientes organismos oficiales:

En este caso, los documentos válidos para la correspondiente identificación son: original o fotocopia compulsada del DNI, tarjeta de residencia, pasaporte, carnet de conducir o documento comunitario equivalente en vigor.

Tasas, validez y tiempo de tramitación

La solicitud y obtención del certificado de delitos de naturaleza sexual es gratis, no implica coste alguno. En cuanto al tiempo de tramitación, es variable. Al solicitarlo vía internet lo tendrás al momento (siempre que lo hagas con certificado digital). Si lo haces de manera presencial, normalmente también dispondrás de él a los pocos minutos, pero depende de cada oficina de gestión. Puede que tengas que volver pasados uno o dos días

El certificado no tiene una validez temporal específica. Debe solicitarse cuando se acceda por primera vez a una profesión, oficio o actividad que suponga contacto directo y habitual con niños o adolescentes y no tiene que renovarse periódicamente salvo que así lo considere oportuno la empresa u organización del trabajador. Solo si cambias de empresa o de puesto de trabajo (antes no tenías contacto con menores y ahora sí)  pueden exigirte la presentación de un nuevo certificado.

Compartir:

Certificado de contratistas y subcontratistas: Qué es y como pedirlo

El certificado de contratistas y subcontratistas es una garantía para todo aquel que contrate o subcontrate a un trabajador, profesional o empresario para la ejecución de obras o prestación de servicios siempre que estos estén relacionados con su actividad.

Hay que tener en cuenta que la Ley General Tributaria establece que quien contrata (o subcontrata) un determinado servicio es responsable subsidiario de la deuda que pudiera derivarse si el contratado no cumple con su obligación de pagar a Hacienda el impuesto correspondiente que ha generado la actividad que ha realizado.

Con un ejemplo se entiende perfectamente. Una empresa de construcción necesita subcontratar los servicios de un carpintero. El profesional autónomo se convierte en proveedor de un cliente (el constructor) y, una vez realizado el trabajo, deberá emitirle la correspondiente factura con las retenciones e impuestos que establezca la ley en cada caso. Si el carpintero no tributase, Hacienda podría acabar reclamando al constructor. En cambio, si la empresa constructora hubiese exigido el certificado de contratista y subcontratista al carpintero, quedaría exenta de cualquier responsabilidad.

En definitiva, el certificado de contratistas confirma que un profesional está al corriente de pago de sus obligaciones fiscales.

Quién necesita un certificado de contratistas y subcontratistas

Tanto solicitar el certificado a la Agencia Tributaria como exigirlo para tener la certeza de que la ejecución de una obra o prestación de un servicio son trámites cada vez más habituales, que afecta a las relaciones laborales.

Cualquier profesional, generalmente autónomos, puede solicitarlo a la administración tributaria para poder ofrecerlo como garantía a la hora de optar a nuevas contrataciones o subcontrataciones.  Por su parte, la persona o empresa que pretenda contratarlo no tiene que (ni puede) solicitarlo a Hacienda.

En este sentido, se trata de un trámite personal. Solo el autónomo puede acceder a los datos sobre su actividad que obran en poder de la Agencia Tributaria. Lo que sí puede hacer quien contrata y paga es exigir al trabajador que le presente el certificado para protegerse, así, de la responsabilidad subsidiaria que pudiera tener en caso de falta de pago de sus impuestos por parte del contratado.

Es importante recalcar que quien contrata sólo podrá exigir el certificado si la subcontrata está relacionada con su actividad principal (volviendo al ejemplo, el constructor podrá pedírselo al carpintero, pero no al profesor autónomo que da clases particulares a su hijo).

El certificado exime de responsabilidad al pagador pero éste no puede solicitarlo directamente a la Agencia Tributaria sino pedirle a su contratado o subcontratado que se lo presente.

Cómo obtener el certificado de contratistas y subcontratistas

Es la Agencia Tributaria quien expide el certificado y puedes solicitarlo de dos maneras:

  1. Por Internet. A través de la sede electrónica de la Agencia Tributaria
  • Con DNIe, certificado electrónico o cl@ve PIN
  • Si no dispones de ninguna de estas herramientas, también puedes solicitarlo en el apartado: “Solicitud sin certificado”. En este caso tendrás que indicar los siguientes datos:
  • Tu NIF
  • Importe de la casilla 84 de tu declaración anual de IVA (modelo 390) o casilla 03 de tu declaración anual de retenciones (modelo 190), según proceda.
  • NIF del pagador. Es fundamental porque este certificado nunca es genérico. En la solicitud ha de figurar el NIF de quien (o quienes) te lo han pedido, porque recibirás un certificado por cada pagador.
  1. De manera presencial, en alguna de las oficinas de la Agencia Tributaria, rellenando el formulario 01C.

Qué información recoge el certificado

El certificado positivo (no existe negativo, simplemente se deniega el certificado) acredita que quien lo obtiene está al corriente de pago y no tiene obligaciones tributarias pendientes que se correspondan con los doce meses anteriores. Por eso es una garantía para quien quiera contratarle porque “supuestamente” va a seguir cumpliendo con esas obligaciones. Aun así, si el contratista no lo hiciese, el pagador, con el certificado en su poder, no tendría responsabilidad alguna.

El certificado a veces se deniega por causas diversas. La más común es, lógicamente, por existir deudas pendientes, pero también puede ser porque el solicitante no haya presentado las declaraciones correspondientes o porque esté condenado por delito fiscal.

Costes, tiempo de tramitación y validez

El certificado de contratistas y subcontratistas se obtiene prácticamente de forma inmediata siempre que sea positivo, es decir, que no resulte denegado.

Si lo pides on line, se genera automáticamente y podrás descargarlo e imprimirlo si has accedido con certificado electrónico, DNIe o C@ave. Si has accedido solo con tu NIF, podrás hacer la solicitud pero recibirás el certificado por correo ordinario en tu domicilio fiscal. Lo mismo ocurre en los casos en los que hayas pedido el certificado de manera presencial.

Si el resultado de tu solicitud es negativo, por ejemplo, porque en la información de la Agencia Tributaria figuran deudas, en la opción “recogida de certificados”, de la sede electrónica de la Agencia, tendrás a tu disposición la certificación negativa en un plazo de tres a cinco días. Con DNIe o firma electrónica puedes consultar el estado de tramitación de tu certificado en cualquier momento.

La solicitud y retirada no implican conste económico para el contribuyente y la validez del certificado de contratistas y subcontratistas es de un año.

Compartir:

Cómo solicitar el certificado de antecedentes penales

El certificado de penales es un documento básico que recoge la existencia, o no, de delitos cometidos por un ciudadano (o empresa) que estén reflejados en el Registro Central de Penados. En este registro, se inscriben las resoluciones firmes sobre la comisión de delitos que conlleven penas o medidas de seguridad dictaminadas por los juzgados o Tribunales. No aparecen los delitos de faltas.

El certificado confirma si existen o no delitos y condenas, incluyendo aquellas impuestas por otros estados miembros de la Comunidad Europea que hayan sido convenientemente notificados (siguiendo las directrices de la normativa vigente).

Solicitar este certificado supone realizar un trámite personal importante o incluso esencial a la hora de optar a determinados empleos, especialmente si esa oferta laboral  se ubica fuera de España.

Sigue leyendo

Compartir:

Certificado de defunción: cómo y donde solicitarlo

El certificado de defunción es el único documento oficial que acredita el fallecimiento de una persona. Es necesario para poner realizar trámites muy diversos  como gestionar la pensión de viudedad, proceder al entierro o a un traslado de nicho, cancelar una cuenta bancaria o acceder a las prestaciones del seguro de vida de la persona fallecida o a su herencia.

Al igual que ocurre con los nacimientos o los matrimonios, los decesos también han de quedar inscritos en el registro civil correspondiente. A la hora de solicitar un certificado de defunción hay que tener en cuenta para qué es requerido, porque pueden ser de varios tipos, cada uno válido para una finalidad y unas circunstancias específicas. A continuación te contamos como obtener el certificado de defunción gratis.

Sigue leyendo

Compartir:

Cómo pedir el Certificado de Fé de Vida y Estado Civil

Obtener el certificado de fe de vida y estado es un trámite personal que resulta necesario realizar en determinadas ocasiones muy concretas. Se requiere, por ejemplo, para contraer matrimonio (se le llama popularmente certificado de “soltería”), para recibir una pensión de la Seguridad Social, sobre todo si se reside en el extranjero, o para intervenir en distintos actos jurídicos, como reclamar los posibles derechos sobre una herencia de alguien que se hubiese considerado desaparecido o fallecido. Se trata de un documento oficial que acredita dos circunstancias:

  1. La confirmación de que una persona está viva.
  1. El estado civil: soltero/a viudo/a o divorciado/a. Queda excluida la circunstancia de estar casado, ya que, para acreditar este hecho, habría que solicitar un certificado de matrimonio. No existe “fe de casado”.

Sigue leyendo

Compartir: