Cómo obtener el certificado de delitos de naturaleza sexual

Información telefónica
Información telefónica
Disclaimer: Web informativa con los requisitos exigidos en los trámites con la Administración Pública, sin vinculación con el Estado.


Las últimas modificaciones realizadas durante 2015 en la Ley de Protección Jurídica del Menor (1/1996), han hecho que solicitar un certificado de delitos de naturaleza sexual sea un trámite cada vez más demandado.

El motivo es que, con el fin de proporcionar la máxima protección y seguridad a niños y adolescentes, a partir de esa fecha, cualquier profesional o voluntario que trabaje de manera habitual con menores debe aportarlo para desempeñar su función con todas las garantías.

Qué es el certificado de delitos de naturaleza sexual

Se trata de un trámite personal que cualquier empresa puede (y debe) exigir a sus empleados si estos trabajan con niños. Éste es el único certificado válido que capacita legalmente para realizar actividades con menores y su ámbito de validez se limita al territorio español.

Docentes, monitores deportivos o de tiempo libre, médicos y enfermeros de las unidades de pediatría, monitores de campamentos y prácticamente todo el personal que trabaje con menores, conforman el principal colectivo profesional (o de voluntarios) que requiere del certificado desempeñar su labor.

Hay que especificar que el certificado solo es exigible si se trata de trabajos con contacto habitual con niños. El concepto habitual es importante porque, para un trabajo que suponga atención al público general, niños incluidos, no resultaría necesario. Tampoco tiene relación directa con el certificado de antecedentes penales, siendo este totalmente diferente.

El certificado de delitos sexuales plasma los datos recogidos en el Registro Central de Delincuentes Sexuales. Condenas por agresión, abuso o acoso sexual, por exhibicionismo, por prostitución, explotación sexual, trata de seres humanos o corrupción de menores… todos estos delitos y sus condenas quedan inscritos en este registro concreto. Por supuesto, todo el que lo solicita espera recibir un certificado negativo, es decir, que no refleje delito alguno. Si fuese positivo, la posibilidad de trabajar con menores quedaría descartada.

Los certificados emitidos por el Registro de Delincuentes Sexuales recogen las condenas dictadas por los órganos judiciales

Quién lo expide y quien puede solicitarlo

El certificado lo expide el Registro Central de Delincuentes Sexuales, dependiente del Ministerio de Justicia y puede solicitarlo cualquier persona física que lo requiera de cara a optar a un puesto de trabajo para el que sea necesario cumplir con este requisito.

Si se trata de un menor de edad, por ejemplo, un chaval voluntario o con contrato que realiza su actividad en contacto con niños, deberá solicitarlo uno de sus progenitores o tutor legal en su representación.

Los ciudadanos extranjeros también pueden solicitarlo, aunque en este caso, para trabajar “habitualmente” con menores, necesitarán, además, un segundo certificado similar (de antecedentes penales) emitido por el órgano correspondiente de su país de nacionalidad.

Por último, en nombre de una determinada empresa, un representante puede presentar la solicitud de varios certificados agrupados, por la contratación simultánea de varios trabajadores. Para ello será necesaria la autorización previa de sus futuros empleados.

Debes saber que la Administración pública tiene acceso a los datos del registro de delitos sexuales, por lo que, en caso de trabajar con menores en algún organismo público no estarías obligado a aportar el certificado (ellos pueden obtenerlo directamente).

Cómo solicitar el certificado de delitos sexuales por Internet

Si para iniciar una actividad laboral o acceder a un puesto de trabajo distinto al que tenías y que ahora implica trato habitual con menores necesitas el certificado de delitos sexuales.  Tienes dos vías para obtenerlo:

Por Internet, desde la sede electrónica del Ministerio de Justicia. Sin duda es la manera más cómoda y rápida, pero para solicitar tu certificado y tenerlo de forma inmediata (imprimirlo), debes estar registrado en el sistema cl@ve, contar con DNI electrónico o con un certificado electrónico de la plataforma @firma. Si no dispones de estas opciones puedes, igualmente, solicitar el certificado on line, pero deberás acudir posteriormente a una oficina del registro Cl@ve para acreditar tu identidad.

También es posible descargar desde la sede electrónica del Ministerio de Justicia el formulario de solicitud del certificado. En él hay que incluir los datos personales: nombre y apellidos, fecha y lugar de nacimiento, etc y también los datos de contacto, incluida una dirección de correo electrónico.

Con este impreso, solicitas expresamente el envío por SMS de un Código Seguro de Verificación (CSV), imprescindible para realizar el trámite por internet, así que es importante indicar un número de teléfono móvil.

Cómo solicitar el certificado de delitos sexuales de forma presencial

De manera presencial. Aunque la ley establece que la solicitud y recepción de los certificados se hará preferentemente por medios electrónicos, también puedes obtener el certificado de delitos sexuales acudiendo a alguno de los siguientes organismos oficiales:

En este caso, los documentos válidos para la correspondiente identificación son: original o fotocopia compulsada del DNI, tarjeta de residencia, pasaporte, carnet de conducir o documento comunitario equivalente en vigor.

Tasas, validez y tiempo de tramitación

La solicitud y obtención del certificado de delitos de naturaleza sexual es gratis, no implica coste alguno. En cuanto al tiempo de tramitación, es variable. Al solicitarlo vía internet lo tendrás al momento (siempre que lo hagas con certificado digital). Si lo haces de manera presencial, normalmente también dispondrás de él a los pocos minutos, pero depende de cada oficina de gestión. Puede que tengas que volver pasados uno o dos días

El certificado no tiene una validez temporal específica. Debe solicitarse cuando se acceda por primera vez a una profesión, oficio o actividad que suponga contacto directo y habitual con niños o adolescentes y no tiene que renovarse periódicamente salvo que así lo considere oportuno la empresa u organización del trabajador. Solo si cambias de empresa o de puesto de trabajo (antes no tenías contacto con menores y ahora sí)  pueden exigirte la presentación de un nuevo certificado.

También te interesará
Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.