Archivos sobre: Seguridad Social

Te contamos qué trámites puedes realizar ante la Seguridad Social tanto a través de su sede electrónica como pidiendo cita previa con la Tesorería General de la Seguridad Social (TGSS) y sus delegaciones. Consulta gestiones para trabajadores, autónomos, maternidad, pensionistas, empresarios y más.

Información telefónica
Información telefóncia
Disclaimer: Web informativa sobre los trámites con la Administración Pública, sin vinculación con el Estado.

Cita previa en los Centros de Vacunación Internacional

Está demostrado que la vacunación es el mejor tratamiento preventivo frente a numerosas enfermedades. Si tienes previsto realizar un viaje al extranjero, especialmente si tu destino es un país africano, en vías de desarrollo, o una zona de clima tropical o del sudeste asiático debes tomar las medidas de salud necesarias que eviten cualquier posible contagio. Esto es así dadas las enfermedades endémicas con presencia mínima o nula en el continente europeo, como la fiebre amarilla y la meningitis meningocócica.

Como parte de los preparativos del viaje, conviene incluir una visita a un centro especializado en medicina del viajero o simplemente solicitar información a tu médico habitual sobre los posibles riesgos sanitarios asociados a tu viaje.

Fiebre amarilla, meningitis meningocócica, poliomielitis, cólera, fiebre tifoidea, malaria (paludismo)… son algunas de las graves enfermedades que requieren una vacuna previa para viajar con la protección indispensable.

Consulta médica vacunación

Dónde vacunarte para tu viaje

En los distintos Centros de Vacunación Internacional podrás informarte sobre los requisitos y precauciones que exige tu viaje.  Anteriormente os informamos de cómo acudir al centro de vacunación internacional de Madrid y en este artículo profundizaremos sobre ellos.

Actualmente existen en España 101 centros de este tipo. Algunos dependen de las Áreas Funcionales de Sanidad y Política Social (Servicios de Sanidad Exterior) y otros de las distintas administraciones públicas (ayuntamientos y comunidades autónomas). En última instancia, es el Ministerio de Sanidad el responsable de la vacunación internacional.

La atención que ofrecen todos estos centros es siempre personalizada. Recibirás información sobre las vacunas recomendables y también sobre las obligatorias, teniendo en cuenta que algunos países podrían negarte la entrada si no dispones del Certificado Internacional de Vacunación, que solo recibirás una vez vacunado en uno de estos centros autorizados y reconocidos por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El asesoramiento incluye información sobre medidas preventivas también en casos específicos como pueden ser los de personas mayores, niños, mujeres embarazadas o personas con alguna enfermedad o dolencia previa al viaje.

No está de más informarte, además, sobre las recomendaciones sanitarias para viajar con seguridad según destino: prevención frente a picaduras de insectos, consumo preferente de agua embotellada, precaución con determinados alimentos o ante condiciones climatológicas adversas, etc.

Las vacunas son tratamientos preventivos y como tales deben administrarse con un margen de tiempo suficiente anterior al viaje. Tenlo en cuenta a la hora de solicitar tu cita. Puedes pedir tu cita por internet o por teléfono.

Autogeneración de consejos sanitarios

Aunque tu destino no necesite vacunación, en la web del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e igualdad (https://www.msssi.gob.es/ )podrás obtener una serie de consejos y recomendaciones específicas según cual sea el destino de tu viaje.

Para ello, deberás clicar en “Autogeneración de consejos sanitarios en relación a su viaje” y seguir también los pasos similares a la cita previa:

    1. Datos personales: fecha de nacimiento, sexo y  si estás embarazada o tomas medicación,
    2. País(es) de destino
  1. Motivo del viaje: Turismo, viaje no organizado, cooperación, familiar, trabajo…
  2. Fecha del viaje y duración del mismo

Según las características del viaje, la web nos indicará si es necesario que acudamos a un Centro de Vacunación Internacional para recibir indicaciones de vacunas y otras medidas preventivas por parte del personal sanitario.

Cita previa por Internet

En la misma web del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, puedes pedir tu cita online en el Centro de Vacunación Internacional de tu interés en 4 sencillos pasos (eso sí, solo si se trata de un centro dependiente de Sanidad Exterior).

  1. Accede al link “Solicitar una nueva cita” o “Autogeneración de cita previa”
  2. Rellena tus datos personales: NIF o NIE, nombre, apellidos, teléfono y correo electrónico.
  3. Elige la provincia donde está el Centro de Vacunación Internacional más cercano a ti
  4. Selecciona el día y hora de tu cita de entre las consultas disponibles

Con esta última opción, tendrás que validar tus datos personales cuando acudas al centro de vacunación. Recuerda que puedes pedir cita para un máximo de tres personas, siempre que viajen juntas a un mismo destino y compartan algún parentesco.

Además, desde esta misma web, también es posible anular o modificar tu cita con tu centro de vacunación a través de las opciones “actualizar (con identificador de cita)” o “actualizar (con certificado digital)”.

Cita previa vacunación internacional Internet

Cita previa por teléfono

Si te resulta más cómodo, también puedes llamar directamente a alguno de los centros de vacunación de tu provincia o municipio, siempre que el centro seleccionado no dependa de Sanidad Exterior, ya que en ese caso deberás pedir la cita por Internet.

Por teléfono, te indicarán las fechas y horas disponibles para que puedas elegir la que mejor se adapte a tus necesidades. Puedes consultar el listado completo de centros aquí: http://www.msssi.gob.es/profesionales/saludPublica/sanidadExterior/salud/centrosvacu.htm

Consejos a tener en cuenta

La información previa a tu viaje, especialmente si se trata de un país “exótico” es básica para evitar contratiempos o algo peor. Ten en cuenta que para determinados destinos hay vacunas obligatorias sobre las que te exigirán el correspondiente certificado.

Haz esta gestión con tiempo suficiente. Lo ideal es acudir al centro de vacunación al menos un mes antes del inicio de viaje. Ten en cuenta que alguna vacuna puede no estar disponible en un momento dado y son necesarios unos días para obtenerla. Además, también es conveniente administrarla con tiempo suficiente para observar cualquier posible reacción adversa.

En el centro podrás consultar cualquier duda referente a tu salud en relación al destino al que viajas (posibles riesgos). La consulta es especialmente importante si padeces alguna enfermedad diagnosticada. ¡Toda precaución es poca para disfrutar del destino soñado!

Compartir:

Cómo darse de alta en el RETA: Regimen Especial de Autónomos

Cualquier trabajador que realice una actividad económica por cuenta propia está obligado a darse de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA). El alta en el RETA implica quedar inscrito en este régimen especial de la seguridad social que tiene características propias y que genera una serie de derechos y obligaciones que el trabajador deberá cumplir mientras dure el ejercicio de su actividad.  Solicitar el alta en el RETA es obligatorio para todos los que deciden hacerse autónomo y comenzar una actividad profesional por su cuenta.

¿Quién debe solicitar el alta en el RETA?

Si ejerces (o piensas hacerlo) una actividad económica lucrativa por tu cuenta, es decir, sin tener un contrato de trabajo con una empresa o empresario, debes solicitar siempre el alta en el RETA, aunque no seas titular de una empresa e incluso aunque también estés incluido en el régimen general de la seguridad social. Una persona puede trabajar por cuenta ajena parte de su jornada y también realizar trabajos por cuenta propia. En este caso, estará dado de alta tanto en el régimen general como en el RETA. Es lo que como se conoce como estar en situación de pluriactividad.

Además deben darse de alta:

  • Cónyuge y familiares del autónomo que colaboren directamente con su actividad y que no sean asalariados. (Lo que se conoce cómo autónomo colaborador)
  • Profesionales por cuenta propia que, para desarrollar su trabajo, deban inscribirse en colegio profesionales que estén incluidos en este régimen especial.
  • Socios de comunidades de bienes.
  • Administradores, consejeros o gerentes de sociedades mercantiles.

¿Qué hacer antes de darse de alta?

Si estás decidido a poner en marcha un proyecto y a trabajar por tu cuenta, antes de darte de alta en el RETA, deberás llevar a cabo dos trámites previos:

  1. Comunicar en Hacienda (Agencia Tributaria) el inicio de tu actividad a través del alta censal (formularios 036 o 037).
  2. Darte de alta en el Impuesto de Actividades Económicas (IAE) incluyendo esa actividad a la que te vas a dedicar en el epígrafe correspondiente del modelo 840. Si no estás exento de su pago deberás abonarlo.

Ten en cuenta que si es la primera vez que trabajas, antes de darte de alta como autónomo deberás estar de alta en la seguridad social, es decir, para ser autónomo tienes que tener antes un número de afiliación a la SS.

Dónde y cómo darse de alta en el RETA

Una vez realizados los trámites anteriores, tienes 30 días para darte de alta en el RETA. Puedes hacerlo por dos vías:

  • De manera presencial, acudiendo a alguna de las delegaciones de la seguridad social, en la que deberás entregar el modelo TA 0521 junto a una fotocopia de tu DNI y otra de tu alta en Hacienda.
  • Por internet. Puedes tramitar las altas, las bajas o la modificación de tus datos como autónomo de forma sencilla a través de la sede electrónica de la seguridad social. Para acceder a esta opción, debes disponer de certificado digital, en cuyo caso podrás enviar tu alta de manera inmediata rellenando el impreso TA 0521 on line, o contar con usuario y contraseña permanente Cl@ve. Si optas por este segundo método, deberás incluir un número de móvil en el que recibirás, vía SMS, un código de seguridad para que puedas completar tu solicitud de alta y enviarla telemáticamente.

Cómo darse de alta en el régimen especial de trabajadores autónomos

Documentación a presentar

Tanto si te das de alta de manera presencial como si lo haces a través de la sede electrónica, deberás presentar el modelo general TA 0521, válido para solicitar el alta, la baja o la variación de datos en el RETA.

En este formulario quedarán recogidos: datos personales, datos relativos a la actividad profesional y también un número de cuenta (IBAN) en el que poder domiciliar el pago de las cuotas mensuales que deberás empezar a pagar como autónomo. Además, en este documento deberás especificar la base de cotización por la que optas (desde la mínima a la máxima). Por último, tendrás que señalar si te acoges o no a las coberturas por contingencias profesionales (accidente o enfermedad profesional) y por incapacidad temporal.

Ten en cuenta que además del formulario general TA0521, existen otros modelos para el alta en el RETA en situaciones concretas, por ejemplo: el TA 0521/2 para familiares colaboradores (conocido también como autónomo colaborador) , o el TA 0521/7 para trabajadores por cuenta propia del sector agrario.

Además del formulario correspondiente, si presentas tu alta de forma presencial deberás aportar también fotocopia de tu DNI, fotocopia del alta en Hacienda y del alta en el IAE. Como siempre te recordamos que para realizar algunos trámites Hacienda deberás pedir cita previa en con la Agencia Tributaria, sobre todo en el caso de que debas realizarlos personalmente.

Costes y tiempos

Desde el inicio de la actividad y el consiguiente alta censal en Hacienda tienes 30 días para inscribirte en el RETA. El alta en este régimen especial de la seguridad social tiene efectos inmediatos y afecta al mes completo en el que te des de alta, es decir, si lo haces en octubre, aunque sea el día 30, deberás abonar la cuota de autónomos completa.

En sí mismo, el trámite no cuesta dinero pero, una vez elegida la base de cotización y realizada el alta, el primer pago llegará a la cuenta que deberás haber indicado previamente.

Actualmente existen una serie de ayudas encaminadas a facilitar la creación de empresas y reducir los costes que supone el alta en el RETA. La más importante es la llamada tarifa para plana para autónomos, que supone una cuota fija de 50 € para aquellos que se den de alta por primera vez (no puedes haber estado de alta como autónomo los cinco años anteriores) durante los seis primeros meses de actividad. Transcurrido este primer plazo pagarías, durante los tres meses siguientes solo el 50% de tu cuota y los tres posteriores el 30%.

Para 2018, está previsto ampliar estas ayudas extendiendo la cuota de 50 € durante todo el primer año de actividad tras el alta en el RETA.

Compartir:

Cómo dar de alta a un trabajador en la Seguridad Social

Cualquier relación laboral se basa en el establecimiento de un contrato entre una empresa (o autónomo) y un trabajador, en el que quedan reflejados los derechos y las obligaciones de ambas partes.

Para que ese contrato sea válido y cuente con todas las garantías, es necesario realizar una serie de trámites previos cuyo objetivo es identificar, en la Seguridad Social, tanto a la empresa como al trabajador y, además, dejar constancia de las características de la relación laboral que se ha establecido.

Requisitos para contratar a un trabajador

Para poder dar de alta y contratar a un trabajador son necesarios dos requisitos:

  1. El empresario debe estar inscrito como tal en la Tesorería General de la Seguridad Social, es decir, la empresa debe estar dada de alta. Este trámite implica la asignación de un Código de Cuenta de Cotización, indispensable para poder realizar múltiples gestiones con la Seguridad Social, entre ellas dar de alta a sus empleados.
  1. El trabajador debe estar afiliado y contar con un número de la Seguridad Social. Cualquier persona que inicie por primera vez su actividad laboral debe inscribirse previamente en la Seguridad Social. Por este acto, se le asignará un número de afiliación que es único y válido para toda la vida. Antes del alta, puede que el trabajador ya esté afiliado, pero también puede ocurrir que sea la primera vez que se incorpora al mercado laboral y que no tenga número. En este caso, para que el empresario pueda darle de alta, antes deberá inscribirse en la Seguridad Social.

El alta del trabajador, ¿quién debe solicitarla?

Si la empresa está dada de alta y el trabajador tiene su número de afiliación, el siguiente paso es sencillo. Solo habrá que dar de alta al futuro contratado. Dar de alta a un trabajador es un acto administrativo que consiste en comunicar a la Seguridad Social que una persona física, a partir de una determinada fecha, inicia su actividad laboral para una empresa, pyme o autónomo.

Es el empresario quien está obligado a comunicar el alta de sus trabajadores (al igual que las bajas o las variaciones en los datos), aunque en caso de incumplimiento por parte de la empresa, también pueden solicitarla directamente a la Tesorería General de la Seguridad Social los trabajadores por cuenta ajena.

Por último, la propia Tesorería puede actuar de oficio y proceder a dar de alta a un trabajador. Puede ocurrir, por ejemplo, si una inspección de Trabajo, detecta que un empleado no está dado de alta (como debería). En este caso, la empresa puede recibir la correspondiente sanción.

Carpetas oficina

Documentación necesaria

Independientemente del tipo de contrato o régimen de la Seguridad Social, cualquier solicitud de alta debe incluir una serie de datos que se agrupan en tres epígrafes:

  1. Datos relativos a la empresa: nombre o razón social, código de cuenta de cotización, régimen de la Seguridad Social
  1. Datos del trabajador: nombre y apellidos, DNI, domicilio, número de afiliación.
  1. Datos relativos a la relación laboral que se inicia: Fecha, grupo de cotización, tipo de contrato (coeficiente en el caso de contratos de media jornada o por horas).

Existen distintos formularios que recogen estos y otros datos específicos según el régimen, de los cuatro existentes, en el que corresponda dar de alta al trabajador: Régimen General, Autónomos, Régimen Minería del Carbón o Régimen Especial del Mar.

Estos formularios son válidos tanto para solicitar el alta como la baja y también para comunicar cualquier variación en los datos aportados.

El modelo para solicitar el alta en el régimen general (el más utilizado) es el TA2/S y el correspondiente a autónomos es el TA0521 (del que existen distintas versiones para cada caso: familiares que colaboran con el titular de una explotación, socios de cooperativas, trabajadores por cuenta propia del sector agrario…).

Hay que insistir en que el alta es siempre un trámite previo al inicio de la actividad laboral. Si eres un empresario incluido en el régimen general de la Seguridad Social y piensas ampliar la plantilla con nuevos trabajadores, puedes solicitar su alta hasta 60 días naturales antes de que comiencen la actividad.

En el caso de autónomos que contraten, este plazo se reduce a 30 días naturales. Si se trata de una baja o de un cambio de datos, el periodo para comunicarla, en cualquier caso, es de 3 días.

Dar de alta a un trabajador online

Desde el año 2013, las empresas (independientemente del número de trabajadores) y los sujetos obligados a cotizar deben presentar sus solicitudes de altas, bajas y modificación de datos por Internet. Hay dos vías para hacerlo:

  • A través del sistema RED. Es un sistema creado para facilitar el intercambio electrónico de datos y documentos entre la Tesorería General de la Seguridad Social y cualquier empresario o autónomo. Para acceder a él tendrás que solicitar previamente la correspondiente autorización en la TGSS.
  • A través de la Sede Electrónica de la Seguridad Social, dándote de alta en el sistema RETA y obteniendo el correspondiente usuario y contraseña o cl@ve permanente.

En algunos casos (autónomos que no tengan la condición de empresarios sujetos al RED) también es posible entregar el impreso de solicitud de alta de manera presencial en la Dirección Provincial de la Tesorería General de la Seguridad Social o administración competente siempre en la misma provincia en la que se ejerza la actividad.

Requisitos a tener en cuenta

  • El alta del trabajador ha de presentarse en la provincia en la que vaya a ejercer su actividad. Hay que recordar que el empresario deberá solicitar un Código de Cuenta de Cotización por cada una de las provincias en las desarrolle su actividad.
  • Hay situaciones en las que el trabajador puede estar de alta en la seguridad social aunque no esté trabajando temporalmente. Es lo que se conoce como alta asimilada. Es el caso, por ejemplo, de las personas en situación legal de desempleo (que estén inscritas y sellen periódicamente el “paro” en las Oficinas del INEM), de las que se encuentran en excedencia forzosa o de las que tienen periodos de inactividad entre trabajos de temporada.

Trámites posteriores

Una vez que el trabajador ha sido dado de alta, el empresario deberá presentar el contrato que establece la relación laboral en el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE antiguo INEM) en un plazo no superior a 10 días y asumir el pago de las cotizaciones correspondientes a la Seguridad Social.

En este sentido, como empresarios, deberemos abonar mensualmente las cuotas correspondientes de la Seguridad Social que se deriven de la actividad laboral llevada a cabo por nuestro empleado. Para poder realizar los ingresos, deberemos presentar los modelos TC.1 y TC.2 a través del mencionado Sistema Red.

Los pagos mensuales podremos gestionarlos a través de cualquier entidad financiera reconocida para funcionar como Oficina Recaudadora (Bancos, Cajas, etc.)

Compartir:

Cómo dar de alta una empresa en la Seguridad Social

Para que un proyecto empresarial pueda hacerse realidad y comenzar a desarrollar una determinada actividad económica, además de los imprescindibles estudios previos de viabilidad y mercados posibles hay que tener en cuenta que son necesarios una serie de trámites administrativos para que la empresa sea considerada como tal, y cuente con todas las garantías  asumiendo sus obligaciones legales y tributarias.

Antes del inicio de la actividad, la empresa debe estar inscrita en la Seguridad Social. Esta inscripción y alta e implica la asignación por parte de la Tesorería General de la Seguridad Social de un Código de Cuenta de Cotización, imprescindible, para realizar cualquier trámite o pago posterior, incluido el de poder contratar a los trabajadores que requerirá la actividad laboral y para abonar las cotizaciones correspondientes.

Antes de dar de alta la empresa

Aunque las medidas encaminadas a facilitar los trámites a los emprendedores hacen que cada vez sea más sencillo poner en marcha un proyecto, crear una empresa sigue siendo algo complicado. Antes de darle de alta a la tuya, primero tendrás que constituirla y recabar algunos de los documentos imprescindibles para obtener esa alta.

Aunque cada caso tiene sus peculiaridades, de manera resumida, los pasos para la creación de una empresa son:

  • Determinar su forma legal: empresario individual, o colectivo (sociedad anónima limitada, cooperativa, comunidad de bienes…)
  • Establecer sus estatutos y firmar la escritura de constitución ante notario (empresarios colectivos).
  • Inscribir la citada escritura en el registro público correspondiente (en la mayoría de los casos en el registro mercantil) que será el más cercano al domicilio social de la nueva empresa.
  • Solicitar el NIF de la empresa recién constituida, bien en la delegación de la Agencia Tributaria correspondiente o vía telemática.

 

Documentación necesaria

Una vez hechos todos los trámites anteriores, para que tu empresa quede dada de alta  en la Seguridad Social deberás solicitarlo aportando:

  1. Modelo oficial de solicitud TA 6 (ver PDF)
  2. DNI u otro documento identificativo del titular ( o titulares) de la empresa o del empresario individual
  3. Documento emitido por el Ministerio de Economía y Hacienda (Agencia Tributaria) en el que queda asignado el Número de Identificación Fiscal (NIF).
  4. Documento identificativo de quien hace la solicitud.
  5. Documento de constitución de la empresa (escritura) debidamente registrado.
  6. Declaración de alta en el censo de empresarios, profesionales y retenedores (Modelo 036)

 

Modelo TA 6

El Modelo TA 6 es el que tendrás que presentar para solicitar el alta de tu empresa y obtener una primera cuenta de cotización.

Entre los datos más importantes que deben quedar reflejados en este formulario destacan los relativos al régimen de la Seguridad Social en el que queda encuadrada la empresa y aquellos que contribuyen a su correcta identificación:

  • Nombre y apellidos o Razón Social
  • Nombre comercial
  • Domicilio de la empresa
  • Número de identificación fiscal (NIF, CIF) y número de la Seguridad Social o de afiliación del empresario.
  • Para el empresario colectivo (sociedades) son indispensables además los datos del registro donde figurará, entre otros datos, la fecha de constitución de la empresa.

También han de figurar datos específicos sobre la actividad económica que se pretende iniciar y sobre la mutua o entidad con la que la empresa ha concertado la cobertura de incidencias relacionadas con accidentes de trabajo o enfermedades profesionales.

Modelo TA 6

Quién debe solicitar el alta

Dar de alta a la empresa es un requisito de obligado cumplimiento antes del inicio de su actividad, independientemente del sector al que se dedique y de la forma jurídica en la que esté constituida.

La solicitud puede presentarla directamente el empresario u otra persona que le represente, siempre que disponga de un documento que acredite que está autorizado para hacerlo.

Dónde y cómo solicitar el alta

El organismo encargado de dar de alta a las empresas constituidas es la Tesorería General de la Seguridad Social y el trámite puede realizarse de dos maneras:

  • De forma presencial, acudiendo con cita previa a la Administración de la TGSS más cercana al domicilio de la empresa. Es importante saber que la empresa necesita un código de cuenta de cotización en cada una de las provincias en las que ejerza su actividad, es decir, si tu empresa tiene su razón social en Madrid pero también cuenta con un centro de trabajo en Barcelona, además del alta tendrás que solicitar un segundo código de cotización a través del modelo TA 7.
  • Vía telemática, con certificado digital y a través de la sede electrónica de la Seguridad Social accediendo al apartado “inscripción del empresario”.

Costes y tiempo de tramitación

El alta en sí misma no supone coste alguno pero tendrás que tener en cuenta que algunos de los trámites previos sí pueden implicar un desembolso económico más o menos importante, entre otros:

  • Notario para la firma de escritura de constitución (los gastos varían notablemente de una provincia a otra pero pueden ser aproximadamente unos 300 €).
  • Depósito del posible capital social (para sociedades limitadas o anónimas).
  • Solicitud de razón social e inscripción en el Registro Mercantil (a partir de 50 €).

En cuanto al tiempo de tramitación, el modelo TA 6 establece que la administración de la seguridad social dispones de 45 días para resolver la solicitud y siempre podrá pedir la documentación anexa que se considere oportuna en cuyo caso este plazo puede prolongarse.

Trámites relacionados

Para completar los trámites relativos a la constitución y alta de una empresa faltarían tres gestiones también importantes:

  1. Alta en el RETA. Tanto el empresario individual como los posibles administradores de una sociedad empresarial son considerados, además, trabajadores, por lo que deben estar inscritos en alguno de los regímenes de la seguridad social. En este caso, el alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) es exigible.
  2. Pago del Impuesto de Actividades Económicas (IAE). El empresario (o empresa) deberá solicitar (y abonar) el correspondiente IAE, según actividad, bien directamente a través de la Agencia Tributaria o bien a través de cuotas locales (ayuntamientos), en un plazo no superior al mes siguiente al inicio de la actividad.
  3. Alta en el sistema RED. Salvo determinadas excepciones, las empresas, independientemente de su número de trabajadores, están obligadas a incorporarse al Sistema de Remisión Electrónica de Datos (RED) para facilitar la comunicación y la gestión de los distintos trámites administrativos con la Seguridad Social y la Agencia Tributaria (por ejemplo el pago de impuestos y de cotizaciones de los trabajadores).
Compartir:

¿Cómo darse de alta en la Seguridad Social?

La Seguridad Social es un conjunto de distintos regímenes mediante los cuales el Estado garantiza a los ciudadanos comprendidos en cada uno de ellos una serie de derechos (estableciendo también ciertas obligaciones) cuya finalidad principal es la protección ante contingencias y situaciones diversas. Asistencia sanitaria, cobertura por desempleo, jubilación…

La seguridad social cuenta con:

  • Un régimen general, válido para la mayoría de sectores y trabajadores, y en el que también se incluyen sistemas especiales para colectivos específicos (sistema agrario, empleados/as del hogar, industria resinera…)
  • Tres regímenes especiales: trabajadores autónomos, trabajadores del mar y régimen especial de minería del carbón.

Darse de alta es un trámite sencillo pero muy importante porque supone obtener el número de la seguridad social, que identifica a la persona y confirma su inclusión en el sistema resultando, además, imprescindible para realizar cualquier gestión con la seguridad social, entre ellas darse de alta como trabajador antes de iniciar una actividad laboral o empresarial.

Quien puede/ debe solicitar el alta

Cualquier ciudadano español, independientemente de su sexo, estado civil o profesión puede solicitar su alta en la seguridad social. También pueden hacerlo los extranjeros que se encuentren o residan legalmente en España.

Es importante tener claro que es obligatorio darse de alta en la seguridad social si se ejerce cualquier tipo de actividad laboral, es decir, todos los trabajadores deben estar afiliados y quedar incluidos en alguno de los regímenes que establece el sistema público.

Si un trabajador no cuenta con número de la seguridad social, además de él, también podrán solicitarlo:

  • El empresario que le vaya a contratar.
  • La propia Tesorería General de la Seguridad Social, actuando de oficio, cuando ni el trabajador ni el empresario cumplan con la obligación de solicitar el alta.

Aunque no trabajes, también es recomendable darse de alta, ya que, contar con un número de la seguridad social es indispensable para obtener la tarjeta sanitaria y tener derecho a las prestaciones incluidas en la asistencia sanitaria pública en terriotorio nacional o en territorio europeo con la tarjeta sanitaria europea. En este sentido, hay que recordar que una persona que no esté afiliada solo puede acceder a la sanidad pública como beneficiario de otra que sí lo esté.

¿Cómo darse de alta en la Seguridad Social?

Número de la seguridad social y número de afiliación

A la hora de afiliarse a la seguridad social, hay que tener en cuenta que no el número de la seguridad social no es lo mismo que el número de afiliación.

Puedes solicitar tu alta en la seguridad social como ciudadano, sin intención de ejercer actividad laboral alguna. En este caso, obtendrás un número, único y para toda la vida, que te identifica y confirma tu pertenencia al sistema de la seguridad social permitiéndote acceder a todas las prestaciones a las que pudieras tener derecho.

Si además vas a trabajar por primera vez, deberás darte de alta como trabajador en el régimen correspondiente, es decir, deberás afiliarte al régimen que te corresponda según actividad. En ese momento, tu número de la seguridad social pasa a ser número de afiliado o de afiliación (generalmente es el mismo). Si vas a trabajar por cuenta ajena, será la empresa quien realice este trámite. Sin embargo,  si vas a darte de alta como autónomo, deberás realizar tú este trámite.

Dónde y cómo solicitar el alta en la seguridad social

El órgano encargado de tramitar el alta es la Tesorería General de la Seguridad Social y tienes a tu alcance dos opciones para poder solicitarla:

  1. De manera presencial, acudiendo a alguna de las oficinas y administraciones de la TGSS, normalmente a la más cercana a tu domicilio.
  2. De forma telemática, accediendo a la sede electrónica del Ministerio de Empleo y Seguridad Social en el apartado “Asignación de número de la Seguridad Social”. Solo podrás realizar el trámite a través de internet si dispones de certificado digital.

Recuerda que para realizar algunos trámites deberás solicitar cita previa con la Seguridad Social. Como siempre te recomendamos que consultes con tu oficina del a TGSS si necesitas cita previa para este trámite.

Documentación a presentar

El formulario que debes rellenar para presentar tu solicitud por cualquiera de las dos vías señaladas es el modelo TA 1, que sirve tanto para la afiliación y asignación del número, como para comunicar cualquier variación en los datos facilitados a la seguridad social. Deberás incluir tus datos personales, incluyendo un domicilio para posibles notificaciones, marcar la casilla correspondiente al motivo de tu solicitud (afiliación, variación de datos…) y no olvidar firmar el impreso.

Además según el caso tendrás que presentar también:

  • Documento Nacional de Identidad.
  • Tarjeta de extranjero (NIE) o pasaporte.
  • En el caso de ciudadanos extranjeros que tengan la residencia por matrimonio con un español/a, habitualmente se solicita libro de familia o certificado de matrimonio.

Costes y tiempo de tramitación

Darse de alta en la seguridad social  es un trámite totalmente gratuito. Aun así, tienes que tener en cuenta que si se trata de una afiliación, previa al inicio de una actividad laboral, deberás empezar a abonar las correspondientes cuotas e impuestos derivados del régimen en el que quedes inscrito.

En cuanto al tiempo de tramitación, la Tesorería General tiene un plazo de 45 días para resolver tu solicitud aunque, generalmente, la obtención del número de la seguridad social se produce de manera inmediata.

Es importante recordar que el alta en la seguridad social y la asignación de número es siempre un paso de carácter previo a la solicitud de afiliación (para empezar a trabajar) y a la obtención de cualquier prestación, entre ellas la asistencia sanitaria pública.

Compartir: